Los radares móviles privados funcionan en Francia

Los radares móviles privados funcionan en Francia

Desde hace unos días cinco Peugeot 308 de la empresa privada Mobiom se encargan de controlar, mediante radares móviles, la velocidad de los conductores en las carreteras de Francia, al oeste de París.

En Escortradar.es ya publicamos un artículo sobre la posible llegada de radares móviles privados.

El gobierno francés decidió el pasado año externalizar, de manera gradual, la gestión y control de los radares móviles de la Gendarmería a empresas privadas. Se trata del primer gobierno de Europa que lo ha puesto en práctica con el objetivo de ganar en eficiencia y reducir la siniestralidad.

Así son los nuevos radares móviles privados en Francia

El coche-radar circula, en apariencia, como cualquier otro vehículo de la vía, como se puede comprobar en el vídeo publicado por Le Parisien. El conductor, un particular contratado por Mobiom, debe, únicamente, completar un itinerario marcado por GPS marcado previamente por la compañía.

Estos son los trucos que pensabas que funcionaban para evitar la multa… pero no

Durante el trayecto, si otro vehículo le rebasa a una velocidad superior a la permitida su sistema de infrarrojos lo detecta y anota la infracción. El conductor del Mobiom se limita sólo a seguir la ruta ordenada y controlada por el puesto de control. No debe ocuparse de registrar la infracción ni de realizar otros trámites, sólo conducir.

Francia recaudó en 2015 hasta 1.600 millones de euros en multas de tráfico, 4 veces más que España

Tramitación de la Administración Central

La gestión de las infracciones se seguirá encargando la Administración. La privatización de los radares móviles es una medida que no ha estado exenta de polémica en Francia.

Las principales asociaciones de automovilistas la consideran una medida ineficiente en materia de seguridad y que sólo persigue un fin recaudatorio.

Emmanuel Barbe, delegado del departamento de tráfico en Francia, subrayó a este respecto, durante la presentación para la prensa de los radares-móviles privados en la localidad de Evreux, que la empresa privada no hace negocio por el número de infracciones registradas. Además, el conductor no sabe en ningún momento qué cantidad de irregularidades ha recogido el radar.

En España, las competencias sobre los radares, recaen en los cuerpos de Policía y Guardia Civil.

“La empresa no podrá conocer ni el número de infracciones ni tiene derecho a conocerlas. El radar-móvil tendrá un número de kilómetros a realizar fijado de antemano. Si no llega a completarlos o se pasa, el conductor recibirá sanciones severas (de 1.000 euros por día y por coche)”, explicó Barbe.

Los planes del gobierno son de sustituir, de aquí al año 2020, todos los radares móviles del país, 383 en total, por los de estos vehículos privados. Se prevé durante el 2018,  cerca de 26 coches controlando la velocidad en las carreteras de Normandía, región que está sirviendo de banco de pruebas del inédito sistema.

¿Y en España?

En España ya se contempló esta posibilidad después de verano del año pasado, o al menos sonó esta opción durante mucho tiempo, aunque finalmente se descartó desde la DGT. Hubo varias asociaciones relacionada con el mundo del automóvil y con las víctimas de accidentes que reaccionaron en contra. Entidades como el RACE respondieron que esta iniciativa vulneraría el art. 88 de la Ley de Tráfico, Vehículos a Motor y Seguridad Vial, donde se recoge la presunción de veracidad de las sanciones emitidas por los agentes de tráfico.

Fuente: leparisien.fr 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies